me vestí de silencio

ME VESTÍ DE SILENCIO. Me vestí de silencio hilvanandote en mis sueños, entretejiendo entre versos tus recuerdos en mis dedos, así moría la distancia que me agobiaba en las horas mientras flotaba en mi estancia el aroma de tus besos. Mis labios también durmieron apretados, prisioneros, por vigilias infinitas ataviadas con desvelos, nunca supe en quéSigue leyendo “me vestí de silencio”