Tributo a a la vida

Hoy dedicamos este post, a la vida y obra de don Gabriel García Márquez. Cuando este prominente escritos contemporáneo se retira de la vida pública por padecer cáncer linfático, envió la siguiente carta de despedida a sus amigos: “Si por un instante Dios se olvidara de que soy una marioneta de trapo y me regalaraSigue leyendo “Tributo a a la vida”

Poeta sin su musa

EL POETA SIN SU MUSA. Se apaga la luz del alma, se llena de versos fríos, el poeta sin su musa vive en un mundo sombrío, No hay color en sus auroras, ni fragancias en sus lirios, y solo escucha los cantos de los mirlos en sus nidos. El poeta sin su musa es andanteSigue leyendo “Poeta sin su musa”

Galicia Poética-Val Miñor

Val Miñor. Estuario maravilloso, poético, encantador, de gran valor ecológico, turístico y sentimental. Val Miñor, cuna de poetas, músicos, escritores, intelectuales, de gente sencilla, auténtica y generosa, tierra de esencias, aromas y sabores, donde las vides emergen para ofrendarnos con los mejores vinos,  y donde la música expresa su gentilicio extendedido Con Cariños Mary GonzálezSigue leyendo “Galicia Poética-Val Miñor”

Instantes

Instantes Cada instante de la vida tiene encanto y hermosura, la primavera en su flor, se jacta de su tersura, de su fuerza, su vigor, su fragancia y estructura. Luego el verano candente, con lindos atardeceres, de colores refulgentes, tan vivos e incandescentes, como almas que se acunan con pasiones y ternuras, dejando de serSigue leyendo “Instantes”

Sonríe y se feliz

SONRÍE Y SE FELIZ. Sonrie y se felíz, pues no sabes si al final, tal vez la vida te permita estar donde siempre quisiste estar, con quien siempre quisiste andar y caminar, haciendo todo lo que siempre soñaste hacer. Mary González S. /YM-1122

Cándida niña

Cuando debemos separarnos del amor de nuestra juventud, puede romperse en pedazos  para siempre la sonrisa, el corazón y los sueños. Con Cariño. Mary González S. /YM-1122 Cándida niña. Las circunstancias rompieron en mil pedazos su alma, desvaneciendo la calma de su corazón sincero, así fueron consumiendo los temores sus entrañas, y cabalgaron con saña,Sigue leyendo “Cándida niña”