Tic Tac.

Especialmente dedicado a todo aquel abrumado por la tristeza. Cobrad ánimo…aún hay esperanza. Con Cariño Tic Tac. A nuestro paso el tic tac de la vida nos recuerda, que se nos agota el tiempo para la desesperanza, pues cada rayo de luz por el día que comienza, supone nueva ilusión por lo que aún nosSigue leyendo “Tic Tac.”

Trenzaré mi tristeza

Hoy he querido compartir este precioso relato de la escritora Paola Klug, dedicado a las sufridas mujeres latinoamericanas y del mundo que cotidianamente enfrentan innumerables adversidades que les producen enormes y profundas tristezas. Con Cariño. TRENZARÉ MI TRISTEZA …Un precioso relato. Decía mi abuela que cuando una mujer se sintiera triste lo mejor que podíaSigue leyendo “Trenzaré mi tristeza”

Ánimo

Ánimo, Ánimo, Ánimo…!!! Ánimo Tan frágil como la rosa, se puede mostrar la vida, que por la opresión sufrida, su encanto se desmorona, y el pétalo en su caída, la estremece y acongoja, pues no sabe si algún día volverá a besar la aurora. En medio de las tristeza, puede surgir fortaleza, el dolor noSigue leyendo “Ánimo”

Hoy

Cuán maravillosos pueden llegar a ser los tiempos si los asumimos con valor y entrega, así,  lo que fue ayer, podría convertirse en hoy…, y tal vez, podríamos llegar a consagrarlo como nuestro mañana…! Con Cariño… Hoy Hoy podría ser el comienzo de ese nuevo amanecer, hoy podrías retomar tu ayer, con valor y conSigue leyendo “Hoy”

Florida primavera

Con sus formas y colores tan vibrantes, la bendita primavera nos regala gran estela de matices y fragancias, acentuando la  sustancia, con su brillo como hechizo, que captura los sentidos y refresca toda el alma. Con cariño. Mary Gonzalez /YM-1122

Aun queda esperanza

Animo, ánimo… aún del árbol seco puede brotar esperanza…! Aún queda esperanza. Cuando parece el final, cuando ya no queda nada, y todo se cierne oscuro porque la vida se acaba, puede emerger la esperanza del nuevo día que comienza, y hacer brotar el retoño de aquello que más se anhela. La esperanza no avergüenzaSigue leyendo “Aun queda esperanza”