Cándida niña

Cuando debemos separarnos del amor de nuestra juventud, puede romperse en pedazos  para siempre la sonrisa, el corazón y los sueños. Con Cariño. Mary González S. /YM-1122 Cándida niña. Las circunstancias rompieron en mil pedazos su alma, desvaneciendo la calma de su corazón sincero, así fueron consumiendo los temores sus entrañas, y cabalgaron con saña,Sigue leyendo “Cándida niña”